Láser (PVP) GreenLight ™2019-04-17T03:01:58+00:00

Láser (PVP) GreenLight ™

Tratamiento de la Hiperplasia Prostática Benigna (HPB)

Láser (PVP) GreenLight ™ (vaporización fotoselectiva de la próstata) es un procedimiento utilizado en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (HPB), un agrandamiento de la glándula prostática que resulta en la restricción uretral. La próstata es una glándula pequeña que rodea la uretra inmediatamente debajo del cuello de la vejiga. Tiene una función vital en el sistema reproductor masculino al secretar un líquido en la uretra durante la eyaculación.

Solicite Más Información

El Mejor Hospital en Tijuana, México

El Hospital más seguro, accesible y el único certificado por más de 10 años

  • Atención personalizada con administradores de casos con sede ​​en los Estados Unidos.
  • Tranquilidad por ser tratado en el hospital más prestigioso de México
  • Hospital certificado completamente equipado y con acreditación internacional (no es una clínica como la mayoría)
  • Las mejores instalaciones médicas y tecnológicamente avanzadas en Tijuana.
  • Servicio de transporte del Aeropuerto de San Diego al Hospital (viceversa).
  • Farmacia y Capilla dentro de las instalaciones.
  • Mejores comodidades.
  • Cómodas habitaciones con espacio para su acompañante.
Solicite Más Información

Beneficios de Láser PVP Greenlight ™ 

  • Sangrado Mínimo 

  • Dados de alta el mismo día

  • Regreso a sus actividades normales en 2 a 3 días con precaución

  • Las complicaciones ocurren con poca frecuencia y son leves si lo hacen

  • La impotencia postoperatoria no se ha asociado con PVP

  • La eyaculación retrógrada es menos probable con PVP

  • La disfunción eréctil no es típica en pacientes con PVP

  • Éxito a largo plazo en la mejora del flujo de orina

  • Menos síntomas de obstrucción urinaria

Solicite Más Información

Preguntas Frecuentes sobre el Láser (PVP) GreenLight ™

EL láser PVP GreenLight ™ es la más reciente adición a nuestras técnicas mínimamente invasivas para tratar el HPB. Este procedimiento utiliza una luz laser de alta potencia combinada con fibras ópticas para vaporizar el crecimiento adicional de las células de la próstata de forma rápida y precisa.

Nuestro cirujano direcciona el laser hacia la próstata y los intensos pulsos de luz que se emiten de la fibra son absorbidos por la sangre. En un instante, la temperatura de la sangre llega a ser tan fuerte que las células cercanas se evaporizan.

Láser PVP GreenLight ™ está siendo utilizado como alternativa de la resección transuretral de la próstata (RTUP) y ha demostrado tener los mismos resultados en cuanto a afectividad y mejora en los síntomas. GreenLight ™ es el único que puede ofrecerles a nuestros pacientes el rápido alivio a sus síntomas, flujo de orina fácil y cómodo y efectos secundarios mínimos a corto plazo.

Esta técnica es demasiado nueva para estudios a largo plazo que faltan de terminarse, pero después de cinco años sigue manteniendo los mismos niveles de mejora en el flujo de orina y sigue dando a los hombres la calidad de vida que merecen.

El Láser PVP GreenLight ™ ha sido proclamado como un gran progreso en las técnicas de laser para evaporizar precisamente el crecimiento exagerado de las células de la próstata sin causar daño a los tejidos y órganos cercanos. Es seguro, efectivo, simple, ofrece una pronta recuperación y se reconoce que tiene una mejora mucho mayor que cualquier otro tratamiento mínimamente invasivo disponible para tratar el HPB.

La técnica GreenLight ™ utiliza energía de alta potencia que se direcciona a través de un láser de fibra óptica que evaporiza de forma segura y precisa la superficie del tejido de la próstata crecida la cual ha bloqueado el flujo normal de la orina.

El laser de alta potencia retira el tejido que esta causando el bloqueo y coagulo la sangre, haciendo mínimo el sangrado. Así que, en muchos sentidos, el láser GreenLight ™ es una técnica más segura, rápida y mas precisa que las otras opciones que se le ofrecen a los pacientes, pero lo mas importante, los pacientes se recuperaran de una forma más rápida.

Históricamente, un tratamiento exitoso para la HBP requiere de una cirugía abierta en el abdomen el cual involucra una larga estancia en el hospital y meses de recuperación. Cuando los avances nos permitieron alcanzar la próstata a través de la uretra en vez del abdomen, el procedimiento es conocido como RTUP, era el tratamiento de preferencia. Es considerado seguro, efectivo y eficiente. Sin embargo, los doctores y pacientes querían una recuperación mas corta, resultados más rápidos, efectos secundarios mínimos a largo plazo, creando nuevas alternativas para tratarlo.

En las ultimas dos décadas, procedimientos para tratar la HBP han aprovechado las ventajas de trabajar con fuentes de energía avanzadas, como láser, ondas, ondas de radio y ultrasonidos. Las nuevas tecnologías han logrado la meta de ser mínimamente invasivos y de ofrecer períodos de recuperación mas rápidos y resultados inmediatos para los pacientes.

Nuestro procedimiento Láser (PVP) GreenLight ™ es ambulatorio y es realizada por un urólogo que esta especializado en el área y ha sido entrenado en la técnica. La anestesia puede ser general, espinal o simplemente un bloqueo en los nervios con sedantes. El cirujano introduce un tubo equipado con la luz a través de la uretra a la glándula de la próstata.

Una delgada fibra atraviesa el tubo y se coloca en la uretra adjunta a la obstrucción. Pulsaciones de luz radian del final de la fibra en lo que el cirujano las dirige a las áreas crecidas. La luz se absorbe rápidamente por la sangre, la cual se calienta al punto de que los tejidos cercanos se evaporizan. El doctor continúa aplicando la luz laser hasta que la destrucción del tejido reduce el bloqueo de la uretra. Conforme el tejido se va evaporizando el calor cierra los coágulos de la sangre, dando como resultado menos sangrado comparado con otros tratamientos. Un catéter temporal se introduce para permitir que la orina sea drenada desde la vejiga. El procedimiento dura aproximadamente una hora.

Nuestros pacientes estarán bajo observación durante unas horas después de su procedimiento GreenLight ™. El catéter se retira después de un día, nuestros pacientes sentirán molestias mínimas como un sentimiento de ardor al orinar y observarán una cantidad mínima de sangre en su orina durante la primera semana.

Sentirán la urgencia de orinar con frecuencia y durante periodos cortos de tiempo en lo que la uretra se acostumbra a los cambios. Sin embargo, los pacientes notaran una mejorada dramática en el flujo de la orina y un alivio de sus síntomas después de uno o dos días. Los pacientes que sufren de diferentes condiciones médicas puede que no experimenten la mejora tan rápido.

Muchos hombres comparten que pueden regresar a sus actividades diarias, tres días después de su procedimiento GreenLight ™. Es recomendable que los pacientes no hagan ejercicio de alto impacto y levantamiento pesado, así como trabajar con equipo que emite vibraciones por lo menos durante dos semanas. Dichas actividades afectan el área genital y pueden causar sangrado.

Las relaciones sexuales se deben evitar durante las primeras dos o tres semanas y comenzar cuando el paciente se sienta cómodo. Los pacientes puede que experimenten un retraso en sus eyaculaciones o reduzca el volumen de esta, pero no afecta al orgasmo o el placer sexual. Es importante que se lleve con calma y se entienda que todo tardara un poco en regresar a la normalidad, incluyendo el deseo sexual, pero en general es importante tratar y retomar su vida normal lo más pronto posible.

Solicite Más Información